miércoles, 14 de octubre de 2009

De como Román descubrió que era muy influenciable

Pues sí.
Era algo que tenía prácticamente asumido. Imito de forma inconsciente las maneras de personas que admiro o respeto: empieza de forma inconsciente, sí, pero al final me doy cuenta y entonces me pregunto si debo seguir haciéndolo y hacer una imitación consciente o dejar de hacerlo y subordinar mis decisiones a que los demás piensen que copio a tal o cual.
La gente suele pegarme expresiones, gestos... o pluma.
Pero...
... Vicisitud y Sordidez ha conseguido que me extasie al comprobar que aquí en el Fnac de Sevilla tienen la guía (tocho gigantesco, por cierto) de cine de Carlos Aguilar y comprobar que, en efecto, el señor tiene mucha mala leche (magnífico lo de Bruce Willis y su camiseta) y afición a una palabra que quizá os suene: "sordidez".
Vraaaaabo.
Pero NO, no acaba aquí la cosa. Cuando me pensaba yo que el día estaba completo por fin con el recuerdo de las suaves pastas azules del Aguilar, voy y me encuentro...
...ay, no tengo palabras, así que: que hable una imagen






Y eso es todo por ahora,
Román (Tertius Romanus Sicculus)

5 comentarios:

Lograi el Luciérnago dijo...

Bueno... no es Perspectivas de Guerra Civil, pero igual espero que lo tengas...

Paco Fox dijo...

Pregunta: no sabía que hubiera Fafanac en Sevilla. ¿Dónde la han colocado? Todavía recuerdo con añoranza mis primeros tres años de vivir allí, cuando en plena calle sierpes estaba la Virgin. Me pasaba las horas mirando allí los discos y luego, como todo el mundo, acudiendo a Sevilla Rock a comprarlos. Cuando ambas tiendas desaparecieron, perdí el interés por la ciudad. A la que tengo que acudir algún día para pillar mi título de carrera, que lleva años cogiendo polvo en algún sitio de la facultad de CCI.

La navaja en el ojo dijo...

Me ha salido como palabra de verificación "rander", qué chiquitistánico.

Grupo NT dijo...

Pues la Fnac está en la avenida Constitución.

Lograi el Luciérnago dijo...

Ui, yo a la Virgin fui una vez... qué pedazo de tienda, Gensanta...
Pero bueno, ya se sabe lo que se dice: Virgin, una vez sólo... ¿no era así?
Don Paco, no me sea de su pueblo (que yo me callo, que también soy medio especiá) y vaya a por ese título, no sea que se lo den a otro que lo prefiera a terminar la carrera.